¿Soy gay?

¿Soy gay?

Fue la pregunta con la que me vino una aterrorizada paciente el otro día después de confesarme que ha estado teniendo sueños lésbicos con una amiga.  Después de hacerle algunas preguntas, nos dimos cuenta que no lo es y que esta duda surgió de la total ignorancia acerca de la homosexualidad que existe en nuestra sociedad.

En términos generales, se piensa que se es homosexual solo si se tiene sexo con personas del mismo sexo. Pero en realidad, la homosexualidad, al ser una “orientación sexual” se refiere a qué personas nos atraen en el plano sexo-afectivo. Es decir, no es SOLO cuestión de sexo sino también una cuestión de amor y por tanto la pregunta no es solo  ¿con quién tengo sexo? sino además ¿de quién me enamoro o a quien amo?

Hay que tomar en cuenta que en la adultez, el amor tiene generalmente una expresión física y la gran mayoría de las personas hacemos el amor con personas por las que nos sentimos atraídas sexo-afectivamente y por tanto, la dimensión sexual y la afectiva de la relación no se separan, sino que se ven y se viven como un todo.

De hecho, según las estadísticas, lo normal es que personas que se definen como homosexuales hayan tenido alguna experiencia sexual con personas del sexo opuesto y viceversa, que las personas que se definen como heterosexuales hayan tenido alguna experiencia con personas del mismo sexo.

Hay que recordar que la identidad sexual (como me defino) se va construyendo. En el caso de la homosexualidad, como se sale de la norma, el proceso es más largo y consiente.  Por esto, a pesar que se nace homosexual, la persona va cobrando cada vez más conciencia sobre su orientación sexual, pero este es un proceso – generalmente gradual – que consiste en reconocer, aceptar y expresar abiertamente la propia homosexualidad e incluye 4 etapas:

1º.    Sensibilización: Es la vaga sensación de ser diferente que otros niños o niñas. Se experimenta generalmente en la infancia.

2º.    Confusión de identidad: es la conciencia creciente de sentirse atraíd@ por otras personas del mismo sexo y preguntase si eso significa que se es homosexual o no. Se da con mayor frecuencia durante la adolescencia.

3º. Apropiación de identidad: es cuando la identidad homosexual es aceptada y explorada. Esto sucede habitualmente al final de la adolescencia.

4º.     Compromiso: es la aceptación de la homosexualidad como una parte esencial y permanente de la identidad y el hacerlo saber a otros (“coming out”)

Este proceso, tan sencillo como parece, no lo es para nada. Hay mucha angustia y ansiedad al darse cuenta de que uno no es “como los demás” y le va a tocar pertenecer a un grupo minoritario y estigmatizado. Esto, con el tiempo, ha ido cambiando, pero todavía resulta un proceso doloroso para muchas personas y sus familias.

¿Alguna vez o has tenido dudas sobre tu orientación sexual?

Cargando ... Cargando ...

Ana Salgado

About Ana Salgado

Psicóloga clínica especialista en terapia sexual y de parejas formada en la prestigiosa Universidad de Barcelona.
Divide su tiempo entre su exitosa práctica clínica, conferencias y su labor como columnista y bloguera.
Para concertar una cita en línea, haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *