La Frigidez: Falta de deseo sexual en la mujer

La Frigidez: Falta de deseo sexual en la mujer

La frigidez afecta directa o indirectamente el goce y el placer sexual de la mujer, de manera episódica, selectiva, transitoria o crónica.

La falta de deseo sexual ha sido un tema de ambos sexos pero en su mayoría son mujeres, ustedes se podrán preguntar ¿de dónde viene esta falta de deseo? y ¿por qué no me dan ganas?

Es fundamental no confundir la frigidez con la anorgasmia, ya que estas se diferencia porque la frigidez no permite que la mujer llegue a excitarse, lubricar lo suficiente y suele ser muy doloroso para ellas, mientras que en la anorgasmia vemos que la mujer logra excitarse, hay lubricación sin embargo no llega al orgasmo. Su semejanza es que ambas no llegan al orgasmo.

Por otra parte, es importante considerar si las condiciones de la vida sexual son las adecuadas, por ejemplo, si una mujer esta con un compañero que no le despierta el mínimo deseo sexual o si se encuentra exhausta y agotada, la frigidez solo adquiere un valor relativo o circunstancial.

De manera que antes de afirmar la presencia de frigidez es necesario verificar si existen condiciones médicas, vinculares y/o energéticas que puedan estar  impidiendo una vida sexual sana.

Existen muchos factores que influyen en las mujeres, como:

1. Factores orgánicos y hormonales:

Pueden encontrarse algunas enfermedades médicas que pueden provocar frigidez, como: diabetes, hipertensión, insuficiencia cardíaca, colesterol elevado, mala circulación, alcoholismo, hipofunción ovárica, entre otros.

Antes de ir al psicólogo es fundamental descartar cualquier enfermedad orgánica que afecte el funcionamiento sexual.

2. Factores emocional y psicológico:

Si no se cuida el aspecto emocional definitivamente bajará la libido y el deseo sexual disminuirá por que la mente está ocupada en resolver esos problemas emocionales y eso no da cabida a tener deseos, el deseo se bloquea.

La baja autoestima y una pobre imagen corporal, tiende a inhibir el deseo del contacto visual y físico con la otra persona, y más si se le ha dicho que es fea o gorda, lo cual genera resentimiento o rencor dentro de la pareja.

Cuando hay violencia emocional en la pareja nos sobra decir que las mujeres pierden las ganas de tener relaciones sexuales con la persona que la violenta o agrede, en la mayoría de los casos.

El tema de las creencias sobre no poder hablar del tema y tener vergüenza o culpa al tener relaciones sexuales, es muy importante tratarlo con un profesional.

3. Factores relacionales:

 Uno de los factores que apagan el deseo sexual en las mujeres es cuando no existe la suficiente comunicación en temas sexuales, como el conocimiento del cuerpo de la pareja, o la reciprocidad que tiene que existir en el sexo, muchas veces hasta la manera brusca de algunos hombres al tener relaciones sexuales, posiblemente la violencia, infidelidades u otro tipo de situaciones que lastimen la relación de pareja, afecta directamente las relaciones sexuales.

En palabras de Eduardo Grecco, sobre la Frigidez vista desde el alma, decía:

“Este síntoma puede ser un mensaje a la conciencia para que la mujer trabaje su egoísmo, autoestima o temor a entregarse a una relación comprometida.

La frigidez radica en el alma y expresa la fuerza del arquetipo de ser capaz de poder prescindir, de negarse a la experiencia de la entrega en la relación sexual, esto pasa con frecuencia en casos donde mujeres tienen temor al descontrol y al desbordamiento, vivencias que le pueden parecer condenables”.

Recuerda compartir esta información con personas que lo necesiten, opina y comparte.

¿Encuentras o identificas factores que pueden afectar tu vida sexual?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

About Astrid Avendaño

Soy una profesional con un alto nivel de humanismo, ética y valores que han permitido desempeñarme con excelencia en diversos campos de la psicologia, como en el área infantil y con adolescentes, asi como en Neurospicologia y psicologia de la Discapacidad. Siendo destacada por mi calidez, solidaridad y empatia a los problemas humanos en la atención con adultos y parejas, de los cuales se obtienen los mejores resultados a través de una terapia enfocada en el cliente. Me caracterizo por promover la diversidad y el respeto a las diferencias individuales de cada persona, siendo esto la clave para el éxito en cualquier aspecto de la vida. Soy especialista en Psicoterapia con énfasis en adultos y parejas, asi como certificada en otro tipos de terapias alternativas que permiten complementar el tratamiento psicológico de los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *