Juegos de seducción

Juegos de seducción

Que emocionante es cuando estamos conociendo a una persona con la que nos gustamos mutuamente.  Las miradas, los roces inocentes y demás juegos de seducción que todas conocemos. Todo el despliegue armamentista que usamos cuando estamos atrayendo a la persona que nos gusta: los escotes de vértigo, los pantalones ceñidos y los infaltables tacones súper altos. Todo éste jugueteo, tarde o temprano, termina en la cama. Llegamos con toda la pasión y las ganas características del inicio de toda relación. Todo es nuevo y emocionante, no podemos mantener las manos quietas y el sexo brota espontáneamente en cualquier momento y lugar.

Si la relación logra superar esta primera etapa, maravillosa y embriagadora, y conseguimos construir una relación madura y adulta, la vida sexual tiende a volverse “demasiado madura y adulta” y la pasión del inicio empieza a llenarse de rutinas y obligaciones propias de la vida de toda pareja.

Parece ser que con el pasar de los años, perdemos nuestra vocación conspirativa y dejamos de seducirnos mutuamente (ellos también se olvidan que nos mandaban flores) y pretendemos seguir basando nuestra vida sexual en la espontaneidad que tan bien nos funcionó al principio. Con el tiempo hay que aceptar que la buena vida sexual, variada y de calidad no viene por arte de magia, muy por el contrario, requiere preparación, comunicación, voluntad, cuidado y esfuerzo.

Con el tiempo, tenemos que aprender a hacer que las cosas pasen. Retomar la vocación conspirativa con la que organizabas toda una emboscada para ir con las amigas al lugar donde sabias que él iba a estar (vestida para matar, obviamente). Ésto, dentro de una relación estable no es algo que estemos educadas para hacer, porque por mucho tiempo no tenemos necesidad de hacerlo, pero hay que darle la prioridad que se merece a la relación sexual.

El sexo es una de los pilares de una relación (junto con la comunicación, el respeto y el amor). Hay que convencernos de que es importante y decidirnos a cuidarlo. Demasiadas veces damos el sexo por sentado, como que es algo que vendrá solo. También tiene mucho que ver el que nos da miedo ir más allá de lo que ya hemos hecho o conocemos, de proponer cosas nuevas y así es lógico aburrirse.

El sexo es el juego de los adultos. Para que la pasión se renueve es importante jugar, probar nuevas posiciones, explorar nuevos lugares, cambiar de ambiente, añadir juguetes, intentar nuevas dinámicas, todo para condimentar la relación sexual. Todo ésto requiere esfuerzo y hasta preparación.

Empezar es lo más difícil. Para encaminarte en el proceso, aquí algunas ideas:

  • Buscar ideas nuevas, pregúntale a él si tiene alguna fantasía que le gustaría hacer realidad, realizá alguna fantasía propia, platicá con amigas para ver que han probado ellas, buscá ideas en revistas que hablan del tema.
  • Escojé la que te parezca más factible, tomando en cuenta sus horarios, circunstancias y presupuesto
  • Ponéla en práctica y a disfrutar!

Puede ser algo que propongan y organicen juntos o puede ser una sorpresa que organicen uno para el otro. En la mayoría de los casos, las que impulsan la fantasía y la variedad somos nosotras. Ésto tiende a frustrarnos si empezamos a sentir que somos las únicas que nos damos a la tarea de sorprender a nuestra pareja. Para evitar esto, se puede usar la “cajita de deseos

Pero lo “novedoso” sólo lo es si  existe una rutina. No hay que menospreciar el sexo “de mantenimiento”, el cotidiano. Seamos sinceras, no tenemos ni el tiempo ni la energía para andar planeando diario una  nueva hazaña sexual. Tampoco tenemos todos los días la posibilidad de dedicarle tres horas al sexo. Para el día a día está bien un orgasmo express, 10 minutitos de conexión y a dormir delicioso y súper relajado o un mañanero que nos llene de energía antes del trabajo. Pero para que estemos satisfechos con éste sexo cotidiano, tenemos que, de vez en cuando, encargarnos de que hayan fuegos artificiales.

Ana Salgado

About Ana Salgado

Psicóloga clínica especialista en terapia sexual y de parejas formada en la prestigiosa Universidad de Barcelona.
Divide su tiempo entre su exitosa práctica clínica, conferencias y su labor como columnista y bloguera.
Para concertar una cita en línea, haz clic aquí.

2 comentarios en “Juegos de seducción

  1. HOLA MUY BUEN ARTICULO ESPERO PODER ENCONTRAR ALGUNOS CONSEJITOS PARA CAMBIAR LA RUTINA AUNQUE SEA COMO DICE LA DOCTORA UNA VEZ AL MES TODO SEA POR SALVAR LA RELACION Y MANTENERLA VIVA

  2. ya habia leido este articulo en el periodico en el suplemento nosotras y felicito a la doctora por sus consejos estas super buenos gracias y que siga apoyandonos para mantener y mejorar nuestras relaciones .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *