El sexo después del embarazo

El sexo después del embarazo

El nacimiento de un hijo es uno de los eventos más felices de la vida. Es también uno de los más traumáticos para una pareja.  Cuando nace un hijo se rompe la unidad familiar para poder darle  a éste nuevo integrante su lugar.

En éste proceso, uno de los aspectos que más se ve afectado es la sexualidad, por varias razones:

  • El dolor: En el caso del parto por vía vaginal, la región perianal puede quedar lastimada o sensible. Si fue necesario una episiotomía, ésta causa el dolor propio de cualquier herida.

En el caso de una cesárea, si bien tienden a reiniciar su vida sexual un poco antes, padecen el dolor e incomodidad asociados a cualquier operación quirúrgica.

Además, una baja  en los niveles de estrógeno, característica de éste período, causa sequedad vaginal, lo cual vuelve doloroso el sexo.

En algunos casos,  el miedo a que la penetración duela o cause algún daño  provoca tensión en las paredes vaginales, lo que dificulta la penetración y termina , de hecho, volviéndola dolorosa.

  • Falta de tiempo y energía: el criar un bebé recién nacido es física y emocionalmente desgastante. Igualmente, muchas veces el bebé recién nacido duerme en el mismo cuarto que los padres, lo cual puede inhibirlos.

Éste escenario empeora si hay más hijos que requieren atención y cuidados.

  • Falta de ganas: En el caso de la mujer,  un desbalance hormonal después del parto afecta el deseo sexual. Asimismo,  las investigaciones muestran que cada vez que un hombre carga a su bebe, sus niveles de testosterona bajan, y por ende su deseo sexual.
  • La imagen corporal: Especialmente durante el período de postparto se experimentan muchas inseguridades en cuanto a la apariencia física. Es necesario un tiempo para recobrar la confianza y volver a sentir la suficiente comodidad con el propio cuerpo para poder  compartirlo con la pareja.

No es recomendable tener sexo antes de la cuarta semana pues el contacto de alguna herida abierta con el semen incrementa la posibilidad de infecciones. En general, el médico da luz verde para reanudar la vida sexual a la sexta semana posterior al alumbramiento, siempre después de una revisión médica para constatar que todo esté bien. Y en promedio las parejas reinician su vida sexual a la séptima semana.

Mientras llega éste momento, es recomendable fomentar el coqueteo y  la intimidad. Coquetearse, acariciarse, besarse y reafirmarse el amor y la atracción mutua mantiene vivo el interés y abona el camino para que la eventual  reanudación de la vida sexual de la pareja sea más fácil y placentera.

Adicionalmente, las caricias y la masturbación mutua pueden ayudar a liberar un poco de la energía sexual acumulada, sin la tensión o el riesgo que pueda provocar la penetración.  En éste sentido, el sexo oral del hombre a la mujer, especialmente  durante las primeras semanas del postparto no es recomendable por el riesgo de infecciones.

Cuando ambos se sientan listos para intentar tener relaciones sexuales, tomen en cuenta lo siguiente:

  • Utilizar un lubricante en gel a base de agua: Para evitar la incomodidad y dolor durante la penetración causado por la sequedad vaginal, tan común después del parto.
  • Elegir la posición adecuada: una donde el área donde la mujer experimenta más sensibilidad o incomodidad no se vea presionada. En éstos casos es mejor si el movimiento lo controla la mujer para que sea ella la que regule la velocidad y el ritmo del movimiento para evitar molestias o dolor.
  • El mejor momento: es cuando el bebé acaba de ser alimentado y está durmiendo la siesta. De ésta forma no se está tan cansado como en la noche y hay más chance de poder disfrutar de un tiempo extra de intimidad.
  • Realizar ejercicios Kegel: En el período postparto ayudan a  sanar la herida de la episiotomía o cualquier desgarro más rápido, incrementan la sensibilidad durante la penetración y mejoran la capacidad orgásmica. En este período (más no DURANTE el embarazo) son siempre prácticas y recomendables para ésta tarea las bolas chinas

Todo este camino es más fácil si logran ser comprensivos y pacientes como pareja. En éste sentido, el papel del hombre como compañero y apoyo de su pareja en ésta etapa es fundamental. Mientras más logre la pareja comunicarse, colaborar y cuidarse mutuamente, más fortalecidos salen de ésta etapa.

¿Tuviste problema reanudando tu vida sexual después del embarazo?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

Ana Salgado

About Ana Salgado

Psicóloga clínica especialista en terapia sexual y de parejas formada en la prestigiosa Universidad de Barcelona.
Divide su tiempo entre su exitosa práctica clínica, conferencias y su labor como columnista y bloguera.
Para concertar una cita en línea, haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *