Persiguiendo la cigüeña

Persiguiendo la cigüeña

Algunas parejas parecen quedar embarazados con solo pensar en ello, a otras sin embargo, les cuenta un poco más de planificación. Si estás planeando quedar embarazada, aquí algunas recomendaciones.

QUE HACER:

Tener sexo regularmente, pero sin exagerar: Uno de los factores que afecta la fertilidad no es solo la cantidad de sexo que tengan sino la cantidad de espermatozoides que sean depositados en la mujer para fecundar el óvulo. En este sentido, poco sexo no ayuda, pero demasiado hará que no haya suficientes espermatozoides para garantizar la fecundación. Las posibilidades de concebir se incrementan si tienen sexo cada 2 o 3 días durante todo el mes.

A pesar de que en cada eyaculación hay unos 250 millones de espermatozoides, solo entre el 18 y el 20% de los espermatozoides son viables (tiene buena motilidad y movilidad coordinada) en un hombre saludable (no bebe, no fuma, hace ejercicio, tiene una dieta balanceada) y sólo el 0.001% llegan al útero, así que mientras más espermatozoides viables se eyaculen, más sobrevivirán para fecundar al ovulo.

Prioriza el “sexo gourmet”: No es sólo la cantidad de sexo que tenemos, sino la calidad del sexo que tenemos que influye en el proceso de concepción.

Por una parte, el sexo de calidad hace que el hombre esté más excitado y que se eyaculen hasta las reservas de espermatozoides guardadas en lo profundo de los testículos y por lo tanto hay más espermatozoides disponibles para la fecundación.

En el caso de la mujer, el orgasmo femenino ayuda a los espermatozoides porque eleva el pH vaginal más de lo normal. Esto los ayuda porque la acidez natural de la vagina mata a los espermatozoides (a los 30 minutos en la vagina el 99% de los espermatozoides están muertos o agonizando). Adicionalmente, las contracciones que se producen en las paredes vaginales producto del orgasmo, ayuda a los espermatozoides a llegar al cuello del útero.

Mantén hábitos saludables de vida: No fumar ni tomar (incluso pequeñas cantidades), racionar la cafeína (que no solo viene del cafecito de la mañana, sino también de los chocolates, las gaseosas, las bebidas energizantes y el té), mantener un peso saludable y una alimentación balanceada y una buena rutina de ejercicios y aprender a manejar saludablemente el estrés, es decir, las recomendaciones de siempre, ayudan a mantener la salud reproductiva de ambos y evitar problemas de fertilidad presentes y/o en el futuro.

Preparate para el proceso: Hacete un chequeo médico para descartar cualquier anormalidad (problemas uterinos, endometriosis, enfermedad de transmisión sexual) previo a empezar a “encargar” y empezar a tomar cualquier suplemento vitamínico (especialmente el acido fólico) que pueda prepara tu cuerpo para el embarazo

Asimismo, podrías empezar unos meses antes a llevar un control de tus menstruaciones para ir familiarizándote con tus períodos fértiles.

LO QUE NO HACER

No lo tomen como tarea: después de un par de meses de estar  buscando un embarazo muchas parejas empiezan a preocuparse por tener problemas de infertilidad. Este tipo de estrés solo los aleja más de poder lograr su objetivo. El estrés, de cualquier tipo afecta la salud de los espermatozoides y puede llegar a inhibir la ovulación en el caso de la mujer.

En la consulta recibo muchos casos de disfunciones sexuales producto de un mal manejo de una pareja con problemas para concebir. El echarse la culpa mutuamente, la presión te tener que tener sexo aunque no tengan ganas ni estén en los mejores términos como pareja cobran un alto precio para la relación y no ayudan para nada a resolver el problema.

No hay que alarmarse demasiado pronto, la mayoría de las parejas siguiendo estas recomendaciones básicas puede embarazarse en un periodo de un año.

Es hasta ese momento que deberían empezar a buscar la ayuda profesional de un especialista en fertilidad.

¿A vos te ha costado concebir?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

 

Ana Salgado

About Ana Salgado

Psicóloga clínica especialista en terapia sexual y de parejas formada en la prestigiosa Universidad de Barcelona. Divide su tiempo entre su exitosa práctica clínica, conferencias y su labor como columnista y bloguera. Para concertar una cita en línea, haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *