No soporto a mi nuera

No soporto a mi nuera

Es parte de la cultura popular el saber que la relación suegra-nuera es una de las más frágiles que existen. Son dos mujeres, lo que por sí genera rivalidades y competencia, dos madres con ideas particulares acerca de lo que es bueno para los niños, dos amas de casa con ideas distintas acerca de cómo debería llevarse una casa y además, dos mujeres batallando por el afecto, el tiempo, la atención de un mismo hombre.

Con todos estos factores en contra, surge la pregunta: ¿Pueden dos mujeres amar al mismo hombre y aun así, llevarse bien? Si tenés la esperanza que sí, tomá en cuenta estas recomendaciones

  • Es que esa “nuera” la que yo quería para mi muchachito: En el caso de la relación suegra-nuera,  otra persona está decidiendo quien va a ser parte de tu familia. Es duro, pero no queda más que aceptar que tu hijo escogió a ESA mujer por algo y respetar su decisión.
  • Cuidado con meterse donde no te han llamado: Podés tener muchas opiniones acerca de la cocina, manera de criar los hijos, forma de llevar su relación de pareja o modo de vestir de tu nuera o hijo, pero hay que ser especialmente cuidadoso de no dar un consejo si no te lo han pedido directamente. Esto puede tomarse como una intromisión o una falta de respeto a la vida por la que tu hijo y tu nuera han optado.
  • Se oportuna con tus opiniones (o callá para siempre): Si necesitás expresar una preocupación válida, hacé una cita con tu hijo y tu nuera para hablar con ellos juntos. Planteales un asunto a la vez y asegurate de escuchar el punto de vista de ellos antes de expresar el tuyo y siempre expresalo como una opinión y no como una demanda. Además es importante que plantees los asuntos oportunamente. Por ejemplo, si estás preocupada por la educación formal de tus nietos, trae el tema antes de que empiece el tiempo de inscribir al niño en el colegio, no cuando ya está inscrito y hay poco que hacer y todo lo que digas puede tomarse como una crítica poco constructiva.
  • Se participe del cambio, no solo critique: Si crees que tu nieto debería estar más involucrado en los deportes, por ejemplo, no solo te quedés sentada criticando que sus padres no hacen suficiente para estimular sus talentos deportivos. ¡Involucrate! Ofrecele a sus padres llevarlo a las prácticas extras de fútbol que le tocan, regalale los tacos que quiere para Navidad y una pelota para su cumpleaños. Todo esto, con el permiso y la venia de los padres, por supuesto.
  • Trabaja con ella y no en contra: No seas vos quien les dé a tus nietos “alimentos prohibidos “o los saque de sus rutinas. Mientras más respetes las reglas que tu hijo y tu nuera tiene para sus hijos, mas cómodos se sentirán haciéndote parte de la vida de su familia.

 Es recomendable intentar llevarte lo menor posible con esta “otra mujer”.  La opción de hacer de esta una batalla es perjudicial para todos los involucrados , especialmente para vos que tendrías que encarar el posible exilio de la vida de él, de ella y peor aún, de tus nietos.

Mi nuera...

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...
Ana Salgado

About Ana Salgado

Psicóloga clínica especialista en terapia sexual y de parejas formada en la prestigiosa Universidad de Barcelona. Divide su tiempo entre su exitosa práctica clínica, conferencias y su labor como columnista y bloguera. Para concertar una cita en línea, haz clic aquí.

Un comentario en “No soporto a mi nuera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *