El doble mensaje

El doble mensaje

doble mensajeA las mujeres, desde muy temprano en la vida se les dan mensajes negativos acerca de la sexualidad: eso es malo, feo, doloroso, te hace ser vulnerable ante el hombre y hay que evitarlo a toda costa, que a la que le gusta es una mujer de dudosa moral y reputación.

Sin embargo, cuando se casan el mensaje se vuelve el que deben “cumplirle” al marido para que “no se busque otra”.

Así, las mujeres deben entonces cambiar súbitamente de forma de comportarse: de la guardiana de la virginidad y el decoro, la que se resiste a la peregne búsqueda del varón por sexo, a la que debe estar siempre dispuesta, abierta, disponible para los  contantes deseos del esposo.

Algunas logran hacer el cambio, pero la gran mayoría tienen dificultades para ajustarse. Lo confirman las altísimas estadísticas que tenemos con respecto a disfunciones sexuales femeninas. 7 de cada 10 mujeres en Nicaragua reportan algún tipo de disfunción sexual en algún momento de sus vidas: falta de deseo, la incapacidad de alcanzar orgasmo y dolor durante la penetración son las más comunes.

Demasiadas veces, estas dificultades en el ejercicio de la sexualidad tienen que ver con una educación sexual verdaderamente castrante para las mujeres.  Lo peor es que esto se aprende muy temprano en la vida. A los 12 años, cuando a las instituciones se les empieza a ocurrir dar educación sexual a los niños, ya todo está implantado. Se pueden dar charlas para brindar información, pero la creencia (que es la base del comportamiento) ya está fija y toma tratamiento psicológico profesional para desmantelarla.

El mensaje que recibiste con respecto a la sexualidad fue...

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...
Ana Salgado

About Ana Salgado

Psicóloga clínica especialista en terapia sexual y de parejas formada en la prestigiosa Universidad de Barcelona. Divide su tiempo entre su exitosa práctica clínica, conferencias y su labor como columnista y bloguera. Para concertar una cita en línea, haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *