Amo como mis padres se amaron

Amo como mis padres se amaron

Cada persona al formar una relación de pareja trae consigo la carga transgeneracional de su familia: una serie de aprendizajes y patrones familiares que se ven reflejados  al compartir con la pareja.

Estos son algunos de los elementos que cargamos de nuestros padres:

1.Tipo de apego: Este se desarrolla en la dinámica familiar y existen tres tipo de apego: seguro, inseguro ansioso e inseguro ambivalente (Bolwby).

2.Repetición de patrones. El comportamiento de una persona refleja como los padres se relacionaban entre ellos. Repetimos esto patrones (de manejo de emociones, conductas y actitudes) consciente e inconscientemente.

3.Creencias y estereotipos: Los pensamientos están formados por los mensajes explícitos e implícitos de las relaciones que se desarrollan en la familia y luego éstos se ven reflejado en nuestras relaciones de pareja.

4.Traumas y miedos: Esto se transmite de generación en generación si no se corta la cadena. Las últimas generaciones son las que están más propensas a vivir los traumas heredados, como la violencia intrafamiliar, abuso sexual y los duelos.

5.Esto implica el cumplimiento de un mandato familiar, como ejemplo: “todas la mujeres de la familia son madres solteras”. Esto no es algo que se dice de manera verbal, simplemente se observa en la familia y se repite de manera inconsciente.

6.Personalidad: La mayoría de las cualidades, defectos, capacidades y habilidades que tenemos son aprendidas de nuestros padres. Ya que esta se forma en el contexto familiar y social. Por ejemplo, si mi padre ha sido músico tendré más posibilidades de desarrollar el don artístico.

Estos elementos en una relación de pareja son fundamentales, ya que cada uno de manera personal los trae de su familia. La clave para poder crear una relación sana es una comunicación abierta, la negociación y diálogo, respeto y paciencia.

El trabajo personal y la educación son elementos claves para darle un sello único y original a sus relaciones familiares y de pareja, no todo es de nuestros padres también usted puede hacer una diferencia en su entorno.

¿Amo como mis padres?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...
El papel de la pareja y el duelo

El papel de la pareja y el duelo

Un duelo es una reacción emocional y psicológica a cualquier tipo de pérdida que tuvo significado y valor importante en la vida de la persona.

Esta vez me voy a referir a un duelo o pérdida de personas cercanas, ya sean familiares o amigos tanto de la persona como de la pareja.

Cada quien tiene su manera de procesar las pérdidas, por ejemplo algunos lo viven de forma más intensa que otros y los tiempos para sanar estos duelos son distintos en cada uno.

Existen en general ciertas etapas en el proceso de duelo que se cumplen en las personas, y como parejas tenemos que tomar en cuenta estas etapas para saber cómo actuar frente a la otra persona.

Aquí tenemos algunas sugerencias para actuar en esos momentos difíciles:

  1. Diferenciar un duelo sano de un duelo patológico. El promedio los duelos tiene una duración de un año máximo, luego de este tiempo hay que poner mucha atención a los comportamientos y al estado emocional de la persona.
  2. Detectar en que etapa del proceso se encuentra, en general la mayoría se estanca en la etapa de la culpa o la depresión, y si no se lleva a un especialista, se podría convertir en un trastorno depresivo u otros.
  3. Acompañamiento y apoyo psicológico. La presencia juega un papel muy importante dentro de la relación y mucho más en estos momentos.
  4. La escucha y contención emocional es fundamental, hay que preguntar si la persona desea hablar o estar en silencio, si quiere un abrazo o sólo que estés allí haciéndole compañía.

Podrías evitar algunas actitudes como:

  1. Hablar de la persona fallecida de manera imprudente, a menos que no lastime a tu pareja.
  2. Reprimir las emociones tuyas o de tu pareja, es decir detener la experiencia dolorosa para no sufrir.
  3. Buscar razones o culpables de la muerte de la persona.
  4. Desenfocarte de la situación con el uso de alcohol u drogas.

 

En cada etapa del proceso de duelo, usted podrá conocer más a su pareja, reconociendo en su comportamiento y manifestaciones emocionales como va su proceso en el duelo. Y también reconocer que puede ser diferente la forma de vivir el duelo y  tienes que respetar el ritmo de cada uno.

Esto suena sencillo, pero requiere de mucha paciencia, consideración y atención hacia la otra persona.

 

¿Que papel ha jugado tu pareja en tus duelos personales y familiares?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

 

Impacto de la separación en los niños: ¿Qué debo hacer?

Impacto de la separación en los niños: ¿Qué debo hacer?

La mitad de las parejas que se separan lo hacen ya teniendo hijos. Estos son los más afectados en el proceso de separación.

Los factores  fundamentales para medir este daño son:

  1. El nivel de compresión de las situaciones: El niño comprende que algo no anda bien pero como no entiende sus causas,tiende a culparse inconscientemente.   
  2. Los mensajes que ha recibido el niño de ambos padres: Todas las personas somos 50 % padre y 50% madre. Esa es la identidad del niño.

Cuando uno de los padres habla en contra de su cónyuge es devastador en la mente del niño ya que se desvirtúa el amor de sus padres. A esto se le llama Síndrome de Alienación Parental.

  1. El impacto emocional: En el 85 % de los casos que llegan a mi consulta por problemas de conducta en los niños son debido a separaciones o conflictos sostenidos en la pareja. Y el estado emocional de los niños afecta directamente su conducta.

Los padres están tan enfocados en los conflictos entre ellos, que suelen olvidar la presencia del niño así como de sus necesidades afectivas.

Para disminuir el impacto de las separaciones en los niños, puedes hacer lo siguiente:

  1. Decirle de manera sencilla que como adultos han decidido separarse pero como padres siempre lo que van a querer.
  2. Evitar promesas que no se puedan cumplir, ser honestos con su hijo por el bienestar de todos.
  3. No involucrar en los conflictos a los niños.
  4. establecer acuerdos para las visitas y la crianza del niño.
  5. enseñar al niño a expresar de manera adecuada las emociones o sentimientos,  Dando el ejemplo.
  6. Si es necesario, visitar a un especialista para ayudar al niño a vivir su duelo y adaptarse a los cambios
  7. Dejar claro al niño que no es responsable de la separación ni de la reconciliación de sus padres.

 

En el siguiente video, una niña nos habla desde su percepción sobre este tema. Y nos deja una gran reflexión…

https://www.youtube.com/watch?v=MN13pnF4SO

 

 

 

 

Ventajas y desventajas de las redes sociales en la pareja

Ventajas y desventajas de las redes sociales en la pareja

La tecnología nos empuja a nuevos retos y desafíos en las interacciones tanto digitales como personales en la vida. Por eso hablaremos de qué manera nos perjudica y que beneficios se presentan en las redes sociales cuando tienes pareja.

 

Ventajas de las redes sociales en la pareja

  1. Interacción permanente con la pareja

Las redes sociales permiten que ambos miembros de la pareja, estén en contacto a cualquier hora del día y rapidez en la conectividad se hace cada vez mayor mientras el vínculo en la relación va creciendo.

  1. Unión de parejas a larga distancia

Los chats y mensajes son un factor fundamental para este tipo de parejas, en donde el vínculo se desarrolla a través de las conversaciones y la interacción con los medios disponibles de los dispositivos móviles.

Desventajas de las redes sociales

1.Las infidelidades

La desconfianza aumenta en la pareja cuando el otro vive conectado a sus redes sociales, y es que la manera de ser infiel también se ha modificado con la tecnología.

Los chicos y las chicas  han comenzado a tomar como infidelidad, algunos comportamientos o mensajes eróticos o amorosos que tiene su pareja con otras personas. Esto ya es considerado una infidelidad.

2. Celos

La expresión de los celos ha cambiado. Las redes sociales nos proveen un nuevo canal para desatar nuestra mente descontrolada en busca de pruebas de infidelidad, maneras de querer controlar y celar al otro.

3. Pérdida de privacidad e individualidad en la pareja

Error grave que comenten las personas es compartirse entre sí las contraseñas de sus cuentas en redes sociales, esto es un factor que genera los celos, violencia y maltrato en muchas parejas.

4. Exposición pública de la vida íntima.

Una vez hayas compartido fotos o videos con tu pareja o de tu pareja en las redes sociales, esto se convierte en objeto público de comentarios destructivos o constructivos, lo cual puede generar cierta polémica entre ustedes por dichos comentarios.

5. Adicción a las redes sociales

Cuando uno de los dos abandona la relación por atender a sus redes sociales, y la pareja se siente desplazada por estas. Aún puede ser peor que ambos tengan una adicción a las redes sociales, perdiendo la sensación de compañía y cercanía del otro por estar con el celular.

Una relación Saludable en redes sociales se puede observar a través del respeto y el cariño que se expresan, estableciendo acuerdos en relación al manejo de estas redes y lo que quiere compartir en ellas.

 

Las redes sociales han afectado tu relación de pareja...

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...
¿Cómo puedo manejar mi enojo?

¿Cómo puedo manejar mi enojo?

 

Cuando estoy enojado/a no puedo controlarme, y me desahogo gritando, tirando las cosas, rompiendo o destruyendo todo lo que encuentro. Es algo que se sale de mis manos y me domina, es como una bomba que explota en el momento menos esperado y con mucha frecuencia.

Si te sientes así, y has logrado tomar la decisión de aprender a manejar ese enojo, explosividad y toda esa ira comprimida por dentro, quiero decirte que con estas herramientas podrás encontrar un poco de luz para comprender este problema que padecen tanto niños/as como adultos/as.

El tema de las emociones como el enojo, es importante verlo con una visión de naturalidad porque cuando dictamos que esto es malo o bueno creamos una percepción equivocada de nosotros mismos, creyendo que eres una mala persona si sentimos con frecuencia emociones como rabia o enojo.

Realmente, todas las emociones son mecanismos naturales de adaptación y nos ayudan a defendernos de situaciones dolorosas, por tanto son adaptativas y regulan de alguna manera nuestro mundo interior. Además, son una señal de alerta para revisarnos que vamos bien o si existe un tema que aún no se ha superado y que nos causa desagrado.

Lo que hay detrás del enojo, es mucho dolor que no puede ser expresado con palabras y una imposibilidad de no poder expresarlo de manera correcta, no porque no tengamos la capacidad de hacerlo sino porque no hemos aprendido a expresar esa emoción.

El tema de manejar el enojo y la explosividad en adultos es un poco más complicado, ya que se necesita mucha disponibilidad para cambiar patrones de pensamientos y conductas con las que han crecido y han sido reproducidas con su pareja y familia, en forma de violencia o maltrato.

Sin embargo, el trabajo terapéutico permite desarrollar en la persona las suficientes habilidades de comunicación y la inteligencia emocional que se necesita para manejar el enojo o la ira. Además aumenta la empatía y disminuye el egoísmo que es la base donde se genera el enojo, el cual nos impide ver más allá de los propios deseos o expectativas.

Para poder empezar a manejar el enojo, hay que tomar en cuenta estos elementos:

1. Identificar mi reacción física o fisiológica cuando empiezo a enojar.

Conocer tu reacción física cuando empiezas a incomodarte o a irritarte te permitirá prevenir los momentos de explosividad y a detectar cuando inicia un episodio explosivo o agresivo.

2. Darte un tiempo fuera.

Esto es muy importante cuando uno sabe que no puede controlarse, comenzar dando un tiempo para respirar y pensar en lo que va decir y en sus consecuencias. Cuando usted sienta que la sangre este subiendo a la cabeza y quiera explotar, deténgase salgase del lugar donde esté y respire despacio para pensar su respuesta. Luego, buscar el momento adecuado para hablar de lo que sintió y que le hizo sentir de esa manera.

3. Expresión auténtica de lo que ha generado mi enojo.

Esto lleva a la reflexión a las personas, generalmente yo enseño a mis pacientes, que para expresarse correctamente sus emociones, tiene que hablar en primera persona, por ejemplo:

“Estoy enojado, por la forma que ignoraste lo que te dije. Siento que no me escuchas, eso me hace sentir incómodo”.

Hablas directamente de tu sentimiento, y expresas la razón. Cuando uno habla en primera persona, toma conciencia que esa emoción es interna y propia, lo cual se hace manejable para uno mismo.

4. Evitar las interpretaciones.

Siempre que tengas alguna confusión sobre algún tema con tu pareja, no dudes en preguntar para evitar las malas interpretaciones. La mayoría de los conflictos y molestias en las relaciones tanto con amigos y parejas son porque hacemos conclusiones e interpretaciones basada en nuestros esquemas mentales.

Y cada persona piensa diferente, lo que para uno es molesto para el otro puede ser gracioso, y viceversa.  No todas las personas quieren hacerte daño, así que siempre verifica la intención de las personas antes de interpretar automáticamente. Te evitarás muchas molestias.

¿con qué frecuencia te enojas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

 

¿Cómo superar las crisis emocionales?

¿Cómo superar las crisis emocionales?

Las crisis son situaciones de la vida que no se pueden evitar, pero si podemos prepararnos para enfrentarlas de una manera más positiva, y sana.  Aquí les propongo algunas opciones que pueden tomar en cuenta para enfrentar, o prevenir una crisis.

1. No te enfoques en el problema.

Cuando te enfocas en el problema, sientes que la situación te atrapa y no tienes salida. Lo mejor es que busques las soluciones, o estrategias que ayuden a disminuir la crisis. Enfocarte en el problema solo ayuda a que acumules más estrés, y ansiedad. Entonces, visualiza las soluciones, busca ayuda profesional si esa situación se escapa de tus manos. Y deja que tu mente se tranquilice para pensar mejor.

2. Muévete

El movimiento es vida, por lo tanto hay que hacer que las crisis no nos paralicen de ninguna manera.  Mover el cuerpo, es hacer ejercicios por lo menos 1 o 2 horas al día, ya sea caminando, corriendo, bailando, cantando, pintando o haciendo aeróbicos, Zumba, Biodanza, Psicoballet y muchos otros. La musicoterapia y el deporte son actividades complementarias, para una buena recuperación.

Existen muchas maneras de mover esa energía acumulada, que nos produce tanto daño, por eso muévete, y haz actividades diarias que liberen tu energía.

3. Expresa tus emociones y pensamientos

Las crisis emocionales son nada menos que la acumulación de sentimientos, emociones y pensamientos que no hemos expresado, entonces a raíz de callarnos nos enfermamos, siempre que tenga la oportunidad de decir lo que siente y piensa hay que hacerlo, esto te dará una mejor calidad de vida.

No es fácil, cuando estamos acostumbrados a tener miedo de lo que piensen los demás, pero si nos callamos asumiremos las consecuencias devastadoras de las enfermedades físicas, y psicológicas, hacernos entender con los demás es una señal de buena salud. Y ante todo, nos acerca a los demás, porque para poder superar las dificultades necesitas apoyo social, ya que es muy difícil salir de las crisis sólo, por lo tanto hay que mantener los vínculos con los demás, a través de comunicarnos bien.

4. Vive el presente

Recordar los momentos dolorosos puede crearte un estado de angustia e inseguridad.  En la mayoría de los casos, es efectivo sacar un aprendizaje de las experiencias, y luego dejarlas atrás, seguir con tu vida, y procurar dejar cerrado ese capítulo para seguir adelante, y experimentar situaciones nuevas.

Es como limpiar la casa para recibir visitas, así mismo hay que limpiar la mente, el corazón, y el alma para continuar el camino, y recibir nuevas experiencia para vivirlas plenamente.

5. Ocuparte

Ocuparse es dedicarte a una actividad laboral que sea tu espacio donde desempeñes tus habilidades, capacidades, y formación. Es importante tomar en cuenta que la mente ocupada no sufre, no se preocupa, porque esta enfocada en producir y generar ganancias en su negocio, o en su trabajo. Dedicarte a los que más te gusta o a tu vocación es algo realmente terapéutico, solamente es saber equilibrar el tiempo de ocio, y una buena agenda de trabajo. Como todos sabemos el trabajo dignifica y te ayudará a sentirte útil y valiosa.

6. Entrena tu mente

Sucede mucho que no podemos controlar la velocidad y cantidad de pensamientos que tiene al día, pues existen varios métodos que pueden ayudarte a bajarle el ritmo a tus pensamientos. La primera herramienta es la respiración, unos 10 min de respiración consciente y atenta a inhalar y exhalar es suficiente para relajar la mente por unas horas. Segunda herramienta, es Meditar sobre los pensamientos, tal cual estos pensamientos fueran nubes que pasan, y se disipan en el cielo, 10 min meditando de esta manera te dejará la mente más clara y tranquila.

Ejercita tu mente en la concentración, a través de juego mentales que retén tus capacidades mentales como sudoku, crucigramas, ajedrez, acertijos,  adivinanzas, juegos de lógica y memoria, esto además previene el Alzheimer y te mantiene enfocado en el presente.

Una vez que pongas en práctica estos hábitos saludables en tu rutina diaria, verás que enfrentaras las crisis personales, de pareja, y familiares con una energía diferente, y permitirá que tu mente se encuentre con más calma, para resolver los problemas de la vida cotidiana.

Si observas que las crisis emocionales son muy frecuentes no dudes en asistir a un Psicólogo especialista o  acudir a un profesional de la salud.

¿Con qué frecuencia tienes crisis emocionales?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...
La anorgasmía: Su origen en la sexualidad femenina y masculina

La anorgasmía: Su origen en la sexualidad femenina y masculina

“Cada vez que tengo relaciones sexuales, tengo esa sensación de vacío e insatisfacción. No he tenido orgasmos hace mucho tiempo o no sé qué es tener un orgasmo. Estoy aburrido de no lograr llegar al clímax en mis relaciones sexuales, me decepciona.”

Esta es una realidad que muchas veces vivimos y dejamos pasarlo sin poner la atención que necesita. Como podemos experimentar muchos orgasmos en una misma relación sexual también existe la posibilidad de no tener ninguno con la pareja que tienes.

Primero nos interesa saber que es realmente un orgasmo, podemos entender que un orgasmo es una experiencia biopsicólogica de perder el control. Entonces, la pregunta es ¿Qué te impide perder el control con tu pareja?

La anorgasmia se refiere a la falta de orgasmo, siendo este un problema de la sexualidad tanto en hombres como en mujeres.

En la sexualidad masculina existe una lamentable confusión entre eyaculación y orgasmo, experiencias que no siempre van juntas.

De hecho en la misma proporción de mujeres anorgásmicas hay hombres que padecen el mismo síntoma.

La anorgasmia significa la abolición del placer y de la relajación asociada al sexo. La ausencia del orgasmo en la persona genera en la actividad sexual de la pareja en un acto burocrático, mecánico y aburrido. Perdiendo así el sentido y la emoción de una relación sexual satisfactoria.

Si estás en esta situación, lo primero que tienes que hacer es descartar cualquier indicio de una enfermedad médica en el sentido biológico. Todo lo demás se puede referir a la calidad de la relación sexual, los niveles de libido y también a aspectos psicológicos que hablaremos en este artículo.

Con respecto a la calidad de la relación sexual, se pueden mencionar factores como los juegos sexuales previos a la penetración, estimulación mutua, auto estimulación, niveles de excitación, experiencias previas de anteriores relaciones y conocimiento de tus zonas erógenas.

Con respecto a los niveles de la libido podemos tomar en cuenta en las mujeres, el ciclo menstrual así como la intensidad de atracción o deseo en la pareja.

Anorgasmia Femenina

En relación a los aspectos psicológicos, en las mujeres la anorgasmia podría ser generada por culpa con respecto a su sexualidad, depresión crónica, experiencias de abuso pasadas o presentes ya sea con su misma pareja o con otras. Algunas huellas traumáticas infantiles pueden marcar o afectar la vida sexual en la mujer.

La infidelidad, la violencia y otros tantos aspectos que están implicados en la relación cotidiana con su pareja también influyen en la anorgasmia. Se dice que una mala relación con la madre influye fuertemente la vida sexual de la persona.

Así como los pensamientos y las creencias, que giran en torno a prejuicios sobre sexualidad o temores acerca del tema, por ejemplo el temor a perder la cordura o de perder el control impide que logres llegar al orgasmo.

Anorgasmia Masculina

Con relación a la anorgasmia masculina, parece menos frecuente de lo que es, ya que los hombres también se ven afectados por este fenómeno y lo viven de una manera inconsciente y silenciosa.

En el caso de los chicos, es importante diferenciar una eyaculación y un orgasmo, estos dos no necesariamente van juntos. Ya que la eyaculación es una descarga meramente biológica y fisiológica en donde se pone en función todo el aparato reproductor. Por otra parte el orgasmo implica tanto lo físico como lo emocional, el orgasmo es una explosión sensorial que integra a todo el cuerpo, el alma y las emociones.

Muchas veces en los varones, la anorgasmia se puede presentar por desvalorización de la persona o baja autoestima. Los temores inconscientes sobre la vagina dentada, como un miedo a ser devorado.

La dependencia a la figura materna influye en la vida sexual de los hombres, así como abuso sexual, depresión y carencia de conciencia sobre lo que es un orgasmo.

En este sentido, el significado profundo de un orgasmo está en la búsqueda de la cercanía con el otro, es un deseo de querer estar con la pareja. Por tanto, la anorgasmia resulta ser una carencia de amor, ya sea hacia ti mismo o hacia la otra persona.

 

 

¿Tienes dificultad para tener un orgasmo?

Cargando ... Cargando ...

 

 

Confesión

Confesión

“De todas estas parejas sexuales que he tenido ninguna me ha excitado tanto como me excita el fantasear con mi ex-jefe”

Soy mujer heterosexual, aunque nunca he tenido una experiencia con otra mujer no es una idea que descarto. Tengo casi 28 años y he tenido varias parejas sexuales hombres, pero me resulta muy confuso una situación que se me ha venido presentando últimamente, resulta que de todas estas parejas sexuales que he tenido ninguna me ha excitado tanto como me excita el fantasear con mi ex-jefe, con el cual nunca tuve absolutamente nada.

Al principio ni me pasaba por la cabeza pero con el tiempo empecé a prestar atención a algunos de sus rasgos, como su mirada que echaban a volar mi imaginación.  Hasta ese momento no era algo que me inquietara, después de renunciar a la empresa en la que trabajaba esas fantasías se fueron convirtiendo gradualmente en deseo, y lo extraño es que ya no lo miraba ni tenia contacto con él.

Me inquieta un poco por que un simple pensamiento de él me puede excitar más de lo que me ha excitado cualquier persona con la que he estado en la realidad y simplemente no recuerdo haber deseado a nadie de esa forma, ni siquiera a una pareja con quien tuve una relación de casi 4 años.
Lo más curioso es que no tengo contacto con este hombre que me prende tanto con tan sólo acordarme de él.

 

Tener un hijo gay

Tener un hijo gay

La normalización de la homosexualidad en los medios hace que a veces uno se olvide de la homofobia que permea a la sociedad en general, a la gente real.

Esta fantasía en la que vivo la mayor parte del tiempo se estrella de cuando en cuando con la realidad cada vez que llega un padre y/o madre de familia a consulta por tener un hij@ homosexual.

Generalmente vienen además, en medio de la crisis, con una enorme cantidad de sufrimiento y confusión con dos objetivos:

1. Aclarar porque les ha pasado esto a ellos, a su hijo, a su familia. Todo esto en tono de tragedia

2. Si yo puedo solucionar el problema. Siendo el problema que su hijo es homosexual.

El primer punto se soluciona con un poco de aceptación y perspectiva. Finalmente la homosexualidad no es ninguna tragedia en el sentido biológico. Es decir, que la naturaleza no lo considera un defecto. La homosexualidad se encuentra en todo el reino animal con la misma prevalencia que en los humanos (entre el 5 y el 10% de la pobleción) con la diferencia que los gusanos, los elefantes, los gatos y los zopilotes comprenden (a veces mejor que nosotros) que es natural y no le ponen la carga social que nosotros le ponemos y por tanto la mamá elefanta no sufre como tragedia el que su hijo le gusten otros de su mismo sexo.

Si se vive como tragedia, se vuelve tragedia. Especialmente porque el hijo siente el rechazo de los padres pero no puede hacer nada por cambiar lo que ES.

El segundo punto se aclara entendiendo que la homosexualidad no es una enfermedad y por tanto no se puede prevenir, curar ni puede tratarse. Tampoco es “culpa” de los padres ni de las circunstancias. Homosexual (así como mujer, hombre, moreno o chele, colocho o chirizo), se nace. Las últimas investigaciones científicas lo han logrado comprobar.

Quiero que quiera

Quiero que quiera

Ya saben que no me gusta ser una traidora de mi género, pero desgraciadamente todavía no he escuchado a un hombre decirme “lo hace, pero yo quiero que QUIERA hacerlo”, sólo mujeres.

Este sinsentido interfiere mucho en que las personas consigan lo que quieren.  La persona que pidió no se permite recibir porque el que da, según su percepción, no QUIERE (muere por) dar. La persona que va a dar, que quiera o no ya se decidió a dar, es rechazado y además, hecho sentir culpable y muy probablemente involucrado en una pelea.

Todo esto surge de  algunas creencias incorrectas:

  1. Que las personas sólo deberían hacer lo que quieren: las personas hacen lo que tengan de hacer para conseguir lo que quieren. Lo otro es sólo dejarse llevar por impulsos, como los animales.
  2. Que si me quiere, ha de querer hacerlo: como que el amor fuera magia o metamorfosis. Una cosa no precisamente tiene que ver con la otra.
  3. ¿Y cómo yo?: Pensar que la otra persona es igual a mí (sólo en lo que me conviene) es un error. Necesito entender que puede/hace/quiere diferente a mí y no por eso es una mala persona.

Para poder evitar los sinsabores y las insatisfacciones que genera esta actitud, hemos de:

  • Practicar la gratitud: Si alguien hace algo por nosotros, hemos de ser agradecidos. Más aún, si la persona está dispuesto a hacer a pesar de no tener ganas o de que si no estuviera con nosotros no lo haría, hay que agradecer todavía más.

Es una ingratitud no aceptar un gesto sólo porque percibimos que la otra persona no quiere hacerlo.

  • Estar clara de lo que quiero: Si digo que quiere algo y cuando me lo van a dar, digo que en realidad lo que quiero es que la otra persona quiera y por eso no estoy dispuesta a aceptarlo, entonces no lo quiero en realidad y tengo que ir a pensar en la fuente verdadera de mi insatisfacción.
  • Entender que la necesitada soy yo: y por tanto no puedo andarme con orgullos baratos. La otra persona al final sale librada de hacer lo que no quería y la que más sale perdiendo soy yo misma.

Aplicando estas recomendaciones, podemos relajarnos y aprender a recibir lo que nos dan con más gusto.