Empieza una nueva etapa de Tu Sexo Sentido

Empieza una nueva etapa de Tu Sexo Sentido

Como se puede apreciar de mis últimos dos artículos, hace ya casi 3 años, me he sumergido en el mundo de la maternidad.

 

Muchas blogueras, cuando se van a ir o dejar de escribir por alguna razón, avisan. Lo siento por no avisar. La verdad es que el torbellino de la maternidad me agarró de sorpresa a mi también.

 

En éste tiempo he tenido 3 embarazos y he parido 2 niñas que han ocupado cada pequeño rincón de mi vida y succionado hasta el último instante de tiempo y, en general, he estado enfocada en mi labor de esposa y mamá.

 

El trabajo ha pasado a un segundo plano y ahora trabajo solo medio tiempo.

 

Luna, mi hija mayor, ya tiene 3 años y va ha empezado a ir al colegio. Maia, la menor, ya tiene 7 meses. Y ya no abran más hijos. Esa etapa está cerrada. Y de pronto me ha hecho falta mi primer hijo, éste blog y todos sus lectores.

 

Tengo tanto nuevo que compartir con ustedes. En medio del torbellino, terminé una formación de casi 3 años en Constelaciones Familiares. Una mirada nueva e innovadora con respecto a las relaciones entre seres humanos y que ha probado ser invaluable en el trabajo terapéutico y de sanación.

 

Al ser una mirada nueva y más amplia, complementa y nutre el enfoque de la mayoría de los temas que se han tocado en éste blog. Y la verdad es que tengo muchas ganas de compartirla con ustedes.

 

Todo este preámbulo para contarles que voy a estar escribiendo nuevamente y que eso me llena de alegría e ilusión. También intentaré ponerme al día y contestar todas las preguntas que me envían.

Con cariño,

 

Ana

Tener un hijo gay

Tener un hijo gay

La normalización de la homosexualidad en los medios hace que a veces uno se olvide de la homofobia que permea a la sociedad en general, a la gente real.

Esta fantasía en la que vivo la mayor parte del tiempo se estrella de cuando en cuando con la realidad cada vez que llega un padre y/o madre de familia a consulta por tener un hij@ homosexual.

Generalmente vienen además, en medio de la crisis, con una enorme cantidad de sufrimiento y confusión con dos objetivos: Read more

Quiero que quiera

Quiero que quiera

Ya saben que no me gusta ser una traidora de mi género, pero desgraciadamente todavía no he escuchado a un hombre decirme “lo hace, pero yo quiero que QUIERA hacerlo”, sólo mujeres.

Este sinsentido interfiere mucho en que las personas consigan lo que quieren.  La persona que pidió no se permite recibir porque el que da, según su percepción, no QUIERE (muere por) dar. La persona que va a dar, que quiera o no ya se decidió a dar, es rechazado y además, hecho sentir culpable y muy probablemente involucrado en una pelea.

Todo esto surge de  algunas creencias incorrectas:

  1. Que las personas sólo deberían hacer lo que quieren: las personas hacen lo que tengan de hacer para conseguir lo que quieren. Lo otro es sólo dejarse llevar por impulsos, como los animales.
  2. Que si me quiere, ha de querer hacerlo: como que el amor fuera magia o metamorfosis. Una cosa no precisamente tiene que ver con la otra.
  3. ¿Y cómo yo?: Pensar que la otra persona es igual a mí (sólo en lo que me conviene) es un error. Necesito entender que puede/hace/quiere diferente a mí y no por eso es una mala persona.

Para poder evitar los sinsabores y las insatisfacciones que genera esta actitud, hemos de:

  • Practicar la gratitud: Si alguien hace algo por nosotros, hemos de ser agradecidos. Más aún, si la persona está dispuesto a hacer a pesar de no tener ganas o de que si no estuviera con nosotros no lo haría, hay que agradecer todavía más.

Es una ingratitud no aceptar un gesto sólo porque percibimos que la otra persona no quiere hacerlo.

  • Estar clara de lo que quiero: Si digo que quiere algo y cuando me lo van a dar, digo que en realidad lo que quiero es que la otra persona quiera y por eso no estoy dispuesta a aceptarlo, entonces no lo quiero en realidad y tengo que ir a pensar en la fuente verdadera de mi insatisfacción.
  • Entender que la necesitada soy yo: y por tanto no puedo andarme con orgullos baratos. La otra persona al final sale librada de hacer lo que no quería y la que más sale perdiendo soy yo misma.

Aplicando estas recomendaciones, podemos relajarnos y aprender a recibir lo que nos dan con más gusto.

Dar otra oportunidad a mi relación (parte 1)

Dar otra oportunidad a mi relación (parte 1)

segunda oportunidadDicen que “todo mundo merece una segunda oportunidad”.  En el caso de las relaciones, hay un gran DEPENDE a esa regla. Algunos de los factores que tienen que ver con la otra persona a tomar en cuenta antes de decidir intentarlo de nuevo incluyen:

El problema no tiene remedio: Hay cosas que no tienen remedio, contrario a lo que nos pretenden vender. No

Read more

¿Cómo ser mejor persona?

¿Cómo ser mejor persona?

bienestar¿Para qué necesito ser mejores personas de lo que ya soy? Para ser feliz.

Esto parece contra intuitivo, porque lo que se promueve es buscar la felicidad instantánea en hacer lo que queremos en el momento, sin pensar en nada ni en nadie, y esto nunca nos hace una mejor persona. Por eso no hablo de instantes de euforia, sino de felicidad verdadera y duradera.

Las personas que están siempre en busca de ser mejores son más felices porque su vida está llena de significado, saben lo que quieren, hacen lo que tienen que hacer para conseguirlo y por tanto sus deseos se cumplen. Cuando hablo de deseos, me refiero a deseos internos, no externos (por más buena persona que sea no puedo cambiar a otros ni las cosas que pasan, sólo como yo reacciono ante ellas). Read more

Mitos sobre la sexualidad masculina: el condón

Mitos sobre la sexualidad masculina: el condón

uso del condonEl condón es el agente de seguridad de la sexualidad por excelencia porque no sólo previene embarazos, sino que es el único método anticonceptivo que además previene el contagio de enfermedades de trasmisión sexual. Por eso es tan importante fomentar su uso correcto y disciplinado (en cada una de las relaciones sexuales).

El factor que más afecta esta promoción, son una serie de mitos que han surgido con respecto al mismo. Entre los más comunes están:

El condón disminuye la sensibilidad: Si le preguntamos a los científicos que han medido y estudiado el asunto, la respuesta NO, que unos cuantos milímetros de látex no hacen la diferencia en cuanto a las sensaciones que puede experimentar un hombre durante el acto sexual. Read more

Mitos: El sexólogo

Mitos: El sexólogo

sexologoMe ofenden los programas de televisión donde los personajes, por cualquier razón, asisten al  sexólogo. Me ofende porque le dan la impresión a los espectadores que ir al sexólogo es horrible y que implica una plática incomodísima seguida de una serie de ejercicios o tareas que tienen que ver explícitamente con el acto sexual, como que la función de un sexólogo fuera enseñar a la gente a tener sexo. Este es el primer mito, el mito profesional.

El otro mito, más cómico y alejado de la realidad es el creer que el sexólogo es un gurú del sexo, en la práctica también. Como en la mayoría de los campos de la psicología, la enorme mayoría de los sexólogos somos sexólogas. En mi clase de maestría, de 35 personas, sólo habían tres varones. Esto supone a veces un problema.  A mí no me ha pasado Read more

Los peligros del cibersexo

Los peligros del cibersexo

Privacidad

La tecnología a veces hace la vida más complicada. Especialmente complicada ha resultado para los que son padres de niños y adolescentes modernos, de esos que nacieron sabiendo usar una computadora y son más diestros navegando en internet y usando un teléfono inteligente que sus padres.

Esta vez me voy a referir al hecho que cada vez recibo más casos de chicas adolescentes de todas las clases sociales, de todos los colegios, religiones y calificaciones (las buenas alumnas no se salvan) y tan jóvenes como de 12 años con sus fotos desnudas o en situaciones sexuales colgadas en internet. Read more

Mitos sobre la sexualidad masculina: deseo y orgasmo

Mitos sobre la sexualidad masculina: deseo y orgasmo

mitos sexualidd masculinaLa sexualidad masculina está plagada de mitos. Especialmente en lo referente a la cantidad y frecuencia de deseo que tienen.

Algunos de los más comunes sobre son:

 El orgasmo y la eyaculación son un mismo proceso: La mayoría de los hombres experimenta su primer orgasmo mediante la masturbación. Los hombres, en promedio, aprenden a masturbarse más tarde que las mujeres y por tanto, muchos experimentan su primer orgasmo a una edad donde ya hay producción de semen y esto sostiene el mito que cada vez que hay un orgasmo, líquido sale del pene (hay eyaculación). Read more